Mezzalama 2019 :: La edición más dura

Por Miguel Alvarez
XXII Trofeo Mezzalama

An epic edition! Un'edizione epica, concorrenti, guide, volontari, avete combattuto contro le condizioni meteo proibitive e avete vinto!

Geplaatst door Trofeo Mezzalama op Zondag 28 april 2019

La competición de esquí de montaña Mezzlama 2019- la más dura de las que se celebraron hasta la fecha- fue ganada por los italianos Robert Antonioli, Michele Boscacci y Matteo Eydallin. La francesa Lorna Bonnel y Axelle Mollaret y la italiana Alba de Silvestro dominaron la carrera femenina. La Mezzalama 2019 fue muy dura , con temperaturas polares, fuertes vientos y poca visibilidad debido a la niebla y la ventisca de agua nieve que azotó tanto a los corredores de esquí como al personal de guías de montaña y voluntarios que se encargaban de la seguridad en el Monte Rosa y sus glaciares. Como viene ocurriendo una vez cada dos años desde 1997, el director de la  carrera Adriano Favre y su personal no recuerdan una edición de la carrera más exigente (en los tiempos modernos) que esta XXII edición. La primera edición del clásico «maratón blanco» se remonta al año 1933.

Nunca antes las condiciones habían obligado a los organizadores a suspender el paso a los tres cuatromiles, Castore (4126m), Naso del Lyskamm (4272m), los dos pilares de esta legendaria competición de esquí de montaña a gran altitud, y  Roccia della Scoperta (4177m) que había sido planeado para recordar el primer ascenso de 1778. La sección más alta y más difícil de la carrera fue el tramo entre Colle del Breithorn (3818m) y Passo di Verra (3844m); estos kilómetros que discurren a altitud pero son generalmente relativamente fáciles, se volvieron absolutamente infernales en esta edición, a causa del viento.

Como resultado de estas condiciones, alrededor de setenta equipos no pudieron llegar a tiempo a los puntos de control. La aptitud física y la determinación mental de los favoritos se destacaron más que nunca del resto de participantes, con 279 equipos al comienzo de la carrera, que totalizan 837 atletas de 18 naciones. Se esperaba que la batalla por el primer puesto fuera entre el trío italiano Robert Antonioli, Michele Boscacci y Matteo Eydallin, y el español Kilian Jornet Burgada que se había unido a los austriacos Armin Hoeft y Jakob Hermann, pero una vez más fueron los atletas del cuerpo militar italiano quienes ganaron la carrera. El trío lideró desde el principio y terminó después de las 4:45:30, mientras que los suizos Werner Marti y Martin Anthamatten y el italiano William Boffelli marcaron apenas 2:51 más tarde para arrebatar la plata, obligando a Killian Jornet, Hoeft y Hermann a conformarse con el tercer puesto.

En la competición femenina, la francesa Lorna Bonnel y Axelle Mollaret y la italiana Alba de Silvestro dominaron la carrera como se predijo, cruzando la línea de meta después de las 5:59:48.

Vale la pena señalar que, debido a los cambios de ruta, estos tiempos no se pueden comparar con las ediciones anteriores. Con la anulación de paso por él Castore, Naso del Lyskamm y Roccia della Scoperta, el desnivel vertical fue de +3400 metros y equivalente, por lo tanto, a la ruta clásica.

+ artículos relacionados

Comentar

* Al usar este formulario, aceptas el almacenamiento de tus datos por este sitio web.

Esta web utiliza cookies: informate y si estas deacuerdo acepta para seguir navegando Acepto Información cookies >